Área Privada:
  •  






Prevención de la Anorexia y Bulimia

Prevenir la anorexia y la bulimia 

Click para aumentar
 







 

La prevención es una herramienta fundamental en estos trastornos.

El primer paso es identificar los diferentes factores y conductas de riesgo.

En este aspecto se ha identificado la concepción negativa de la imagen corporal como el factor de riesgo modificable más importante para el desarrollo de un TCA. Por tanto, este factor, condicionado por los modelos estéticos de delgadez, debe tenerse en cuenta a la hora de seleccionar población en riesgo.

Para realizar un trabajo preventivo es necesario conocer todos los cambios psicológicos que tienen lugar en la pubertad y adolescencia y una vez procesada toda esta información llevar a cabo una adecuada intervención psicosocial, no solo en el ambiente familiar y educativo, sino también en los medios de comunicación y en la industria dietética y de la moda.

Prevenir en casa

La familia es el lugar donde se detectan los primeros síntomas, siendo así el lugar principal donde se pueden detectar y prevenir estos trastornos; por ello, es muy importante la calidad de las relaciones dentro de la familia.

Los padres no deben olvidar que los adolescentes están en proceso de construcción de su identidad y que no poseen aún criterios y valores propios que les permitan escapar a la presión de los modelos estéticos vigentes.

Todos los miedos típicos de la adolescencia se suavizan si se cuenta con un ambiente familiar positivo que proporcione seguridad, consejo y apoyo sin caer en la sobreprotección.

Prevenir en la escuela 

Después de la familia, la escuela es el lugar donde las personas establecen los primeros códigos de relaciones y respuestas ante las situaciones de la vida cotidiana.

La escuela supone para el niño/adolescente una apertura a un mundo más amplio y le sitúa ante un nuevo aprendizaje sobre sí mismo/a.

Como fuente de prevención el trabajo en el aula debe ir dirigido a ayudar a los adolescentes a:

    • Desarrollar un juicio más crítico sobre los ideales estéticos.
    • Formar sus propios valores.
    • Valorar su cuerpo y todas las posibilidades que éste ofrece.
    • Animar en la elección de modelos positivos.
    • Reconocer sus capacidades y limitaciones.
    • Respetar las diferencias.

Otras intervenciones para la prevención

El culto a la delgadez es alentado de forma abierta por todos los medios de comunicación.

Una normativa mucho mas estricta debería controlar, por un lado, la publicidad engañosa sobre productos destinados a la alimentación y sobre las propiedades de todo tipo de artículos "light";  y por otro, la utilización de mujeres jóvenes, esbeltas y bellas para la transmisión del estereotipo de cómo debería ser nuestra imagen corporal si queremos tener éxito, felicidad, prestigio u otras cualidades que en realidad nada tienen que ver con el cuerpo.

Otro campo en el que se requiere intervenir es en la moda, cuyas tendencias han llevado a los fabricantes de prendas de vestir a sacar al mercado tallas como la 36, hasta ahora inexistente, encontrándose en algunas tiendas de moda incluso tallajes inferiores.