Área Privada:
  •  






Prevención de los Riesgos en Sexualidad

Riesgos en la práctica sexual 

Click para aumentar
 







 

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) son las que se propagan generalmente de una persona a otra durante las relaciones sexuales.

Estas infecciones posteriormente se pueden transmitir de madre a hijo durante el embarazo o el parto, a través de sangre y derivados (inoculaciones, transfusiones) y/o trasplante de tejidos.  

Hay más de 30 tipos de bacterias, virus y parásitos causantes de infecciones de transmisión sexual.

Estas infecciones pueden dar lugar a enfermedades crónicas como el SIDA o la hepatitis B, complicaciones durante el embarazo, infertilidad, cáncer de cuello de útero e incluso la muerte.

Se considera un Embarazo No Deseado (END) a aquel producido sin que uno o ninguno de los dos miembros de la pareja lo desee conscientemente en el momento del acto sexual.

La sexualidad tiene importancia a lo largo de toda la vida, pero durante la adolescencia adquiere especial relevancia debido a las características biológicas, psicológicas y sociales de esta etapa.

Las ITS y los END constituyen un grave problema de salud tanto por sus repercusiones físicas y psicológicas como por el aumento progresivo de su frecuencia en los países desarrollados.

Reducir los efectos adversos del comportamiento sexual y mejorar la calidad de las relaciones sexuales en los jóvenes tendrá importantes repercusiones sobre su vida actual y adulta.