Área Privada:
  •  






Prevención de la Obesidad

Los riesgos de la obesidad 

Click para aumentar
 







 

El exceso de peso no es sólo un problema estético. La obesidad es una enfermedad que disminuye la esperanza de vida y aumenta el riesgo de padecer otros problemas de salud, pudiendo afectar a cualquier nivel:

  • Endocrino: la obesidad es el factor de riesgo más importarte para desarrollar diabetes tipo 2. También es frecuente que aumenten los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Cardiovascular: enfermedades crónicas como la Hipertensión Arterial, la aparición de varices o la insuficiencia cardíaca son mucho más frecuentes en las personas obesas, que además tienen más posibilidad de tener infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.
  • Respiratorio: el exceso de peso puede provocar insuficiencia respiratoria. La apnea del sueño es un trastorno habitual en los obesos.
  • Digestivo: hernia de hiato, cálculos biliares...
  • Esquelético: las articulaciones sufren con el sobrepeso, dando lugar a artrosis sobre todo en caderas, rodillas y tobillos.
  • Genital: la obesidad se asocia con alteraciones menstruales e infertilidad en la mujer.
  • Urinario: la incontinencia urinaria aparece con más frecuencia en personas obesas que en las que tienen un peso normal.
  • Cutáneo: celulitis, hirsutismo, estrías y foliculitis
  • Psicosocial: disminución de la calidad de vida, rechazo social, depresión.
  • Oncológico: las personas obesas tienen más riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, de esófago, riñón, próstata, útero y mama.


El riesgo de padecer cualquiera de estas enfermedades aumenta a medida que lo hace el IMC y también del tipo de obesidad, ya que la obesidad abdominal aumenta el riesgo de padecer el llamado síndrome metabólico.

Por fortuna, perder un 5-10% del exceso de peso disminuye el riesgo de cualquiera de estas enfermedades, y en caso de ya padecerlas, mejora los síntomas.