Área Privada:
  •  






Actualidad

Una de cada tres gafas de sol no supera los controles sanitarios 

Para proteger los ojos adecuadamente de los rayos solares nocivos, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas recomienda adquirir las gafas de sol en ópticas. 

28/05/2012 

Las lentes no homologadas exponen al ojo a una gran cantidad de radiaciones dañinas. De acuerdo con las declaraciones del presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, Juan Carlos Martínez Moral, “si las gafas no ofrecen la protección adecuada, las radiaciones dañinas penetren aun más en el interior del ojo, lo que resulta más perjudicial que no llevar ningún tipo de protección”.

¿Qué problemas se derivan de una protección inadecuada?
El verano está a la vuelta de la esquina y, con él, se multiplican las actividades al aire libre. La población española pasa gran parte del tiempo en la calle durante la temporada estival. Sin embargo, la mayoría de los españoles desconoce el impacto nocivo de la radiación ultravioleta en los ojos, ni los riesgos a los que se exponen al utilizar gafas de sol no homologadas. Sufrir una exposición elevada a la radiación ultravioleta (UV), especialmente en la playa y la montaña, incrementa el riesgo de alteraciones oculares severas, como conjuntivitis, queratitis, aparición de procesos degenerativos de la superficie ocular (pinguécula y pterigión), cataratas, retinopatías e, incluso, lesiones cutáneas que, a largo plazo, pueden provocar serios problemas de salud ocular.

Con la mayor garantía
Según datos del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, una de cada tres gafas de sol vendidas en España no supera los controles sanitarios necesarios. “La adquisición de las gafas de sol en un establecimiento sanitario de óptica es una garantía de que las lentes cumplen todos los parámetros de seguridad y calidad”, recuerda Juan Carlos Martínez Moral.

¿Cómo elegir unas gafas de sol?
Para estar seguro de que las gafas de sol proporcionan una protección adecuada, es importante asegurarse de que las gafas sean homologadas. Las lentes deben ser de cristal u orgánicas, nunca de plástico. Para estar seguro de que la protección UV que indican es la correcta, conviene acudir a un establecimiento autorizado en el que se pueda contar con el asesoramiento de un óptico-optometrista.

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas SegurCaixa. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés.

Volver a noticias