Área Privada:
  •  






Actualidad

Alergia al árbol de navidad  

El árbol, protagonista en muchos hogares durante las fiestas navideñas, puede desencadenar alergias y brotes de asma. 

15/01/2012 

De acuerdo con una nueva investigación llevada a cabo en el Reino Unido el “síndrome de árbol de navidad” está causado por los mohos que crecen en sus agujas y corteza. Se encuentran en los árboles naturales y crecen rápido dentro de los hogares con calefacción central.

La clave está en el moho
El alergólogo Lawrence Kurlandsky, interesado en descubrir por qué las enfermedades respiratorias aumentaban en Navidad, pidió a sus colegas de la Universidad Upstate Medical en Nueva York, que le entregaran muestras de agujas y corteza del árbol de Navidad que habían tenido en su casa. En las 23 muestras ofrecidas Kurlandsky encontró 53 tipos diferentes de moho, el 70% de ellos capaces de desencadenar alergias y ataques de asma. Hasta la realización de estudio, se pensaba que lo que provocaba los ataques era el polen del árbol o los herbicidas, ahora se sabe que es el moho.

Un crecimiento sorprendente
Según otra investigación citada en el estudio, durante las dos semanas que el árbol de navidad permanece en casa, el número de esporas pasa de 800 por centímetro cúbico a 5000. Según los científicos, esto es más que suficiente para desencadenar una reacción alérgica ya que, en el caso de la fiebre del heno, la crisis puede desencadenarse sólo con 50 esporas por centímetro cúbico. Para algunas personas, los efectos de los hongos pueden ser graves. En aproximadamente uno de cada 500 casos, el hongo Aspergillus puede asentarse y crecer dentro de sus vías respiratorias.

Síntomas del síndrome
Las señales típicas de alergia al árbol aparecen cuando éste se instala en el hogar y se manifiestan a través de mucosidad y estornudos repentinos que aparecen sin estar resfriado. Estas reacciones son más fuertes en la habitación en la que se encuentra el árbol y desaparecen paulatinamente cuando se sale de la casa. Los árboles artificiales pueden ser una buena solución para evitar estos problemas, ya que en ellos no se produce el moho, si bien conviene limpiarlos concienzudamente antes de instalarlos para quitar el polvo que han podido acumular mientras han estado guardados.

Controla el asma y sus síntomas. Apúntate gratis al Plan Cuidados del Asma con Adeslas SegurCaixa.