Área Privada:
  •  






Actualidad

Aliados contra el estreñimiento 

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) recuerda la importancia de seguir una dieta rica en frutas y verduras para prevenir el estreñimiento. 

30/03/2020 

De acuerdo con los datos ofrecidos por la guía del estreñimiento de la Worl  Gastroenterology Organisation (WGO), este problema intestinal afecta aproximadamente a un 20% de la población mundial. La prevalencia del estreñimiento en nuestro país tiene unas cifras parecidas, ya que oscila entre el 12 y el 20%.

¿Qué es y quién padece estreñimiento?
Se considera que una persona tiene estreñimiento crónico cuando, durante al menos tres meses, aparecen al menos dos de estos síntomas: menos de tres deposiciones a la semana, presencia de heces duras, secas y de escasa cuantía, sensación de obstrucción, necesidad de ayuda para poder evacuar o evacuaciones sueltas raras veces.

Según los expertos de la Clínica Mayo, el estreñimiento está relacionado con la edad (los adultos mayores tienen más probabilidades de padecerlo), el sexo (este problema intestinal es más frecuente en mujeres), la escasa hidratación, el sedentarismo, el consumo de ciertos medicamentos (tales como sedantes, estupefacientes, algunos antidepresivos o medicamentos para bajar la presión arterial) y padecer un trastorno mental, como depresión o un trastorno de la alimentación.

Consejos para tener un intestino “feliz”
Los expertos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) recuerdan que, para evitarlo y combatirlo, es muy importante seguir una dieta rica en fibra ya que esta parte comestible de las plantas, incrementa en mayor grado la masa fecal. Así, para favorecer las evacuaciones intestinales, los expertos de la FEAD recomiendan seguir un estilo de alimentación saludable, que incluya:

  • Tres piezas de fruta diarias, preferentemente enteras y con piel cuando sea comestible, ya que la fibra se encuentra en su mayoría en la pulpa y en la piel.
  • Consumir a diario entre cuatro y seis raciones de productos que contengan harina, preferiblemente integral o enriquecida con salvado de trigo por su mayor aporte de fibra. Como, por ejemplo: cereales en el desayuno, pan integral en las comidas o como comida en sí, como la pasta o el arroz integrales.
  • Incluir en la dieta semanal de dos a cinco raciones de legumbres, ya que son una de las principales fuentes de fibra. Se sugiere que se utilicen en reemplazo de los cereales intercambiándolos y cocinar las legumbres añadiendo cereales, dado que aumenta el valor biológico del contenido proteico. Sirva de ejemplo unas lentejas con arroz, potaje con patatas o humus con pan, etc.

Fuentes:


Estreñimiento. Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)

Clínica Mayo

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés

Volver a Noticias