Área Privada:
  •  






Actualidad

Antibióticos y asma infantil 

Administrar este tipo de medicamentos en los seis primeros meses de vida, incrementa en los niños la probabilidad de padecer asma, al menos, en un 50%. 

31/01/2011 

Un nuevo estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Yale en New Haven, Connecticut (EE.UU.), en colaboración con el Hospital Universitario Saint Olav, (Noruega), confirma la relación entre antibióticos y asma infantil.


Tratamiento inadecuado
Es frecuente confundir los síntomas de asma en bebés con infecciones de las vías respiratorias bajas. Es posible, por tanto, administrar erróneamente antibióticos a niños que tienen asma. El último estudio ha considerado este hecho. Tal y como ha explicado una de las investigadoras, Kari Risnes, del Hospital Universitario St. Olav, “Hemos intentado explicar la relación entre antibióticos y asma en niños que no tenían infecciones respiratorias bajas o diagnóstico temprano de asma”.


El riesgo de asma se duplica
Los investigadores realizaron un seguimiento de 1.400 niños desde su nacimiento a los 6 años. La tercera parte de ellos tomó antibióticos en los seis primeros meses de vida. Un 11,7% del total (164) habían desarrollado asma a los 6 años. Según los resultados, la exposición temprana a los antibióticos hacía que los niños fueran un 50% más propensos a desarrollar alergias o asma infantil. Esta cifra alcanzaba el 66% cuando se desestimaban los datos de aquéllos que habían tenido infecciones respiratorias.


Hipótesis de la higiene
Según los expertos, el hecho de que los bebés estén expuestos a determinados microbios, es bueno para el desarrollo de su sistema inmunológico, ya que reduce la respuesta alérgica ante sustancias benignas. Es lo que se denomina “hipótesis de la higiene”. Risnes ha explicado “Algunos microbios, en especial los que están en los intestinos, son beneficiosos para el sistema inmune. Cuando un bebé recibe antibióticos, el desarrollo de este sistema puede desequilibrarse”.


Antibióticos: sólo si es imprescindible
Los expertos del estudio han afirmado que este tipo de medicamentos sólo debe administrarse por recomendación médica y cuando es absolutamente necesario. Tal y como advirtió Risnes: “Los padres sólo deberían dar antibióticos a sus hijos cuando están seguros de que tienen una infección. En los bebés, los problemas respiratorias suelen ser virales y no se tratan con antibióticos”.

Asegura un desarrollo sano de tu hijo con asma. Inscríbete en nuestro Plan de Cuidados del Asma Infantil, gratis en Adeslas Prevención.

  • Volver a Noticias