Área Privada:
  •  






Plan de Cuidados de la Enfermedad Cardiovascular

Accidentes cerebrovasculares 

Click para aumentar
 







 

El ictusAccidente cerebrovascular (ACV), también llamado apoplejía, es la interrupción de suministro de sangre a cualquier parte del cerebro. Puede producirse por dos motivos:

  • Bloqueo, por un coágulo de sangre, de un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro (ictus isquémico).
  • Rotura de un vaso sanguíneo del cerebro (ictus hemorrágico). Algunas personas tienen defectos en los vasos sanguíneos del cerebro que hacen que esto sea más probable.

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para el ictus.  Los síntomas más comunes son:

  • Pérdida de fuerza o entumecimiento súbito en un brazo, pierna o cara.
  • Confusión, dificultad para hablar o comprender
  • Problemas visuales en uno o ambos ojos.
  • Dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación.
  • Dolor de cabeza intenso de causa desconocida.
  • Debilidad o pérdida de conciencia.

Existe un método sencillo, la Escala de Cincinnati, mediante el cual cualquier persona puede detectar un posible ictus.

El ictus suele producirse a partir de los 50 años y en más de la mitad de los casos supone una minusvalía o puede resultar letal. La recuperación de un ictus y la posibilidad de quedar con secuelas depende sobre todo de la detección y la atención precoz de la enfermedad.

Ante la posibilidad de estar sufriendo un ACV se debe actuar rápidamente: llamar a los servicios de urgencias