Área Privada:
  •  






Plan de Cuidados del Asma y la EPOC

La EPOC 

Click para aumentar
 







 

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) engloba a un grupo de enfermedades que se caracterizan por obstruir el paso del aire hacia los pulmones, provocando tos y dificultad para respirar. Estas enfermedades son la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar.

La EPOC es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura. Además, es una enfermedad progresiva: empeora lentamente con el paso del tiempo, de manera que los síntomas y la calidad de vida del afectado empeoran a medida que progresa la enfermedad.

La principal causa de la EPOC es el hábito de fumar. La mayoría de las personas que la padecen son fumadores o exfumadores. La exposición a otros factores irritantes para los pulmones (contaminación, vapores químicos o polvo), y un factor genético poco frecuente, también aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Impacto de la EPOC

La EPOC se puede prevenir. La mejor manera de hacerlo es no comenzar a fumar; si se fuma, dejar de fumar antes de que se presente la enfermedad. Además, evitar otros factores irritantes para los pulmones (tabaquismo pasivo, contaminación….) disminuye las probabilidades de padecerla.

Si a pesar de tomar medidas preventivas aparece la enfermedad, se puede frenar la progresión de la misma si se diagnostica y trata precozmente. Sin embargo, en la práctica esto no se está consiguiendo: se estima que 3 de cada 4 personas con EPOC no están diagnosticadas.

Conoce más sobre la EPOC en la Enciclopedia ADAM de Salud